loader image

1,5 millones de Škodas SuperB en 20 años

El Škoda SuperB celebra su 20º aniversario, el 11 de septiembre de 2001, la berlina de 4,80 metros de largo, hizo su debut en el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt con un interior espacioso, motores potentes pero económicos y numerosas características de seguridad y confort. Škoda ofrece la actual tercera generación del modelo como berlina o familiar, disponible opcionalmente también con tracción a las cuatro ruedas y como SuperB iV con tracción híbrida enchufable.

Škoda tiene una larga tradición de producción de modelos de tamaño medio y premium. Ya en 1907, doce años después de la fundación de Laurin & Klement en Mladá Boleslav, la incipiente empresa lanzó el Type FF, un vehículo que ofrecía auténtico lujo. El motor de ocho cilindros en línea fue diseñado por la propia empresa, al igual que los modelos posteriores, con motores tan potentes como suaves en funcionamiento. También estaban equipados con el innovador sistema de control de deslizamiento Knight, entre otras características. Entre 1925 y 1936, la limusina Škoda Hispano-Suiza fue utilizada por el entonces presidente de la República, Tomáš Garrigue Masaryk, junto con otras numerosas personalidades de la época. A principios de los años 30, el fabricante de Mladá Boleslav ofrecía una amplia gama de modelos con motores de seis cilindros.

Sin embargo, fue el nuevo modelo con la denominación SuperB el que se convertiría en el buque insignia del fabricante checo. Este nombre apareció por primera vez en documentos internos de la empresa el 22 de octubre de 1934. además de los modelos 640 SUPERB de seis cilindros (1934-1936) y SuperB tipo 902 (1936), también se produjeron el SuperB tipo 913 (1936-1939), el SuperB 3000 OHV tipo 924 (1938-1949) y el SuperB 4000 tipo 919 (1938-1940) con motor V8. Muchos de estos modelos tenían carrocerías personalizadas que se construían según las especificaciones de los clientes.

El regreso y un debut para recordar

En 2001, Škoda reintrodujo la denominación del modelo y presentó la primera generación del moderno Škoda SuperB. Con este lanzamiento, el fabricante checo subrayó su dinámico desarrollo tras su incorporación al Grupo Volkswagen 10 años antes. Tras el estreno del modelo compacto Octavia en 1996, esto marcó el regreso de Škoda al segmento de los coches familiares grandes. A principios de septiembre de 2001, incluso antes de su estreno oficial en el salón de Frankfurt, el SuperB fue trasladado al castillo de Lány, en Bohemia Central, donde el entonces presidente checo y gran aficionado a los coches, Václav Havel, probó a fondo la nueva berlina. 

El 11 de septiembre de 2001, el Skoda SuperB se presentó oficialmente en el IAA de Frankfurt. El modelo de 4.803 mm de longitud, 1.765 mm de anchura y 1.469 mm de altura con tracción delantera tenía una distancia entre ejes de 2.803 mm. La gama de motores de la berlina con portón trasero incluye tres motores de gasolina y dos diésel. El motor de cuatro cilindros de 2,0 litros rendía a 85 kW (115 CV), los otros motores de gasolina eran un cuatro cilindros turbo de 1,8 litros con 110 kW (150 CV) y la versión superior era un V6 de 2 , 8 litros con 142 kW (193 CV). Con este motor, el SUPERB alcanza una velocidad máxima de 237 km / h. El cuatro cilindros turbo de 1,8 litros con 110 kW (150 CV) y el V6 de 2,8 litros también contaban con la innovadora tecnología de cinco válvulas. Para los clientes que buscaban un bajo coste en consumo, el TDI de 1, 9 litros con 96 kW (130 CV) era el modelo a elegir, con un consumo estándar de sólo 5,7 litros a los 100 km. Otra alternativa era un TDI de seis cilindros con una cilindrada de 2,5 litros y una potencia de 114 kW (155 CV). Se montaba de serie una caja de cambios directa de seis velocidades, y la transmisión automática Tiptronic de cinco velocidades también estaba disponible en combinación con los dos motores V6. 

Además de su diseño vanguardista, el Škoda SuperB contaba con numerosas e innovadoras características de seguridad: El sistema de frenado venía con ABS y EDS de fábrica, y el control antideslizante ASR también formaba parte del equipamiento. Las versiones de seis cilindros de alto rendimiento también se beneficiaron del sistema electrónico de estabilización ESP, que incluyeron el asistente de frenada, que no solía usado en aquella época. Dos airbags frontales y dos laterales en los asientos delanteros, uno para el conductor y otro para el acompañante, completaban el amplio equipamiento de seguridad. Opcionalmente, se ofrecían airbags de cabeza adicionales para proteger a los pasajeros delanteros y traseros. 

Otros detalles de equipamiento que atestiguan el constante desarrollo técnico de los modelos de Škoda de la época son los faros bixenon con lavafaros integrados, los asientos delanteros calefactados y ajustables eléctricamente, el aire acondicionado automático Climatronic y un sistema de navegación con pantalla a color. 

El sucesor ofrece aún más opciones

En marzo de 2008, Škoda presentó la nueva generación del SuperB en el Salón del Automóvil de Ginebra. Un año después del lanzamiento al mercado de la variante cuatro puertas con su innovador portón trasero Twindoor, le siguió otra variante de carrocería en 2009 con el SuperB Combi. En 2015, el fabricante checo había producido 618.000 SuperB de segunda generación, que obtuvo en 2009 el premio «Coche de lujo del año», de la revista británica Top Gear. 

La tercera generación del SuperB causó sensación en su estreno mundial en Praga en 2015, y no solo por su lenguaje de diseño; el espacio aún más generoso, la amplia gama de sistemas modernos de asistencia y los motores eficientes fueron bien recibidos tanto por los periodistas especializados como por los clientes. Al mismo tiempo, la tercera generación del SuperB introdujo varias innovaciones técnicas en la gama: además del chasis adaptativo Dynamic Chassis Control (DCC), también se ofrecieron, por primera vez, el asistente de aparcamiento y el aire acondicionado de tres zonas. Ese mismo año se incorporó a la gama el espacioso SuperB Combi. Škoda AUTO dio el siguiente paso en otoño de 2019, lanzando la producción del SuperB iV híbrido enchufable. La potencia del modelo es de 160 kW (218 CV) y cuenta con una autonomía de hasta 62 km (WLTP) en modo eléctrico. Hasta la fecha, Škoda Auto ha producido más de 700.000 unidades de la generación actual del SuperB. 

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Entradas similares

Rally ciudad de Valencia 2021

+

Arranca La Feria del Automóvil 2021

+

Del Renault 4, al Air4

+

Historia de la Fórmula 1

+